Seguramente muchos lectores han pasado por la experiencia de comprar el primer inmueble. Es común que existan varias dudas y, por ello, mucha inseguridad.

Todo lo que necesitas saber antes de comprar una propiedad

Por dónde dar inicio

Seguramente la primera decisión que se tome es el tipo de inmueble que quiere comprar. Por lo general, en las grandes ciudades, optamos por inmuebles que estén cerca del trabajo, de la escuela de los hijos o de ambos.

A otros no les importa esa distancia, siempre y cuando la propiedad sea exactamente de la forma y tamaño que ellos desean. Hay otros que prefieren una casa en lugar de un apartamento. El hecho es que no hay una respuesta correcta. Todo depende de diversos factores relacionados con las necesidades y deseos de cada uno.

Además de decidir qué propiedad se va a comprar, es fundamental saber cuándo va a necesitar la propiedad y cómo va a pagar por ella. Se trata de un objetivo financiero que debe planificarse muy bien.

Cómo encontrar buenos inmuebles

Investigue mucho. A veces, la ansiedad nos llevan a tomar una decisión precipitada. Por lo tanto, es necesario investigar mucho, conocer las diversas opciones en el mercado y visitar personalmente buena parte de ellas.

Hay varios sitios de búsqueda de propiedades y también está la figura del agente inmobiliario. La mayoría de los grandes corredores ofrece un canal de atención por su propio sitio web, donde luego puede intercambiar correos electrónicos con el corredor indicado.

Es posible conocer una infinidad de opciones sin salir de casa. Los corredores envían todo el material publicitario, planta, unidades disponibles, tablas de precios y formas de pago. Todo por correo electrónico.

Incluso sin salir de casa, es posible conocer varios edificios y hacer un filtro previamente, eliminando algunos sin necesidad de perder tiempo haciendo visitas.

Mejor ubicación

Para elegir la mejor ubicación del inmueble, evalúe qué atributos valora más y cuáles son menos importantes.

Hay personas que valoran propiedades en barrios alejados para disfrutar de la tranquilidad, el silencio, el aire limpio, sin importar pasar más tiempo en el tráfico o el desplazamiento al trabajo.

Hay otras que se preocupan mucho por el tráfico, por lo que prefieren los inmuebles en las regiones más centrales, aunque esto ocasione algunos trastornos.